Tags

, , , , , , , , , , , , , , ,

Dos elementos fundamentales tiene el presente artículo: después de escuchar en años anteriores discos largos, este año retornan los albums cortos (menos de 50 minutos, incluso menos de 30) y la variedad de sonidos que se entremezclan para crear obras. Muchas de las agrupaciones mencionadas no engrosan listados y muchas no entrarían en el gusto estándar; probablemente sea la introducción a lo que vendrá en el metal de 2014, la caída del ya desgastado metal/deathcore y la sobreproducción a la que se somete el género. Hay muchísimas grabaciones que son muy buenas y que debería destacar (Ulcerate, Gorguts, Ghost, Motörhead, Chimaria, Voivod, Black Sabbath, Alice In Chains, Kylesia, The Dillinger Escape Plan, Celeste, Obscure Sphinx, Darkthrone); muchos entran en la superabundancia. La originalidad no es un patrón a seguir aquí, simplemente el afán por destacar la música, tampoco es necesario tomar de manera rígida el orden.

Cult Of Luna – “Vertical” – Indie Recordings

cult-of-luna-vertikal-
Destacarse en una tendencia musical por la autenticidad y originalidad es algo bien complicado, y más extraño mantenerse; muchos trabajan por esto, pocos perduran. Estos suecos llevan ya años trabajando y permaneciendo sin reconocimiento de fondo. Este trabajo es la resurrección, sabiduría y cambio de enfoque conceptual de una banda que hace años no sonaba, y que con este magnífico disco marca una pauta entre los seguidores de ese no-género del metal: el posmetal. Temas largos, envolventes y de notable ejecución; no aburridos, por el contrario, marcados de diferencias en la composición, de fangosidad, de predominancia en sampleos, de voces precisas; sin excesos a pesar de sus temas largos. Es la dosis adecuada de cada instrumento con la máxima densidad hecha una gran obra.

Wreikmister Harmonies – “You’ve Always Meant So Much To Me” – Thrill Jockey Recs

Wrekmeister-Harmonies-LP-
Es un gran track de 38 minutos, que recuerda otro gran track de otro gran disco 2013, el de The Necks (68 minutos). La sola idea de ser una pieza de artistas invitados de diferentes tendencias para una performance en un museo, y posteriormente llevarla al estudio, es sobresaliente. Primeramente se percibe como una obra de naturaleza errabunda, melancólica y visual, pero a medida que avanza se suma majestuosamente la saturación de electrónica ruidosa y oscura, voces indeterminadas, cellos perdidos, baterías y mucha distorsión. Hace años no se escuchaba música tan oscuramente bella. Es un disco para quienes no tienen limitaciones en el género (no siendo 100% metal) y están en la búsqueda de otros ensamblajes como el de este estupendo disco.

The Ocean – “Pelagial” – Metal Blade Recs

The ocean
Un viaje real a las profundidades del océano música. Su sonido cada vez menos fangoso pero más glorioso. La humedad inunda al oyente en un nivel insondable, propio, dinámico, fresco, obscuro entrecortado; una perfecta composición, justa producción e indudable precipicio conceptual, sumado al aspecto progresivo que se hace más evidente, pero no acapara la totalidad. Por otro lado se piensa que el metal quedo allí, en los mismo géneros de siempre, con las mismas temáticas, sin nada más que dar; un puñado de bandas se han dado a la tarea de desmentir eso y dar vida a obras completas que cambian con el canon instaurado de este género conservador, esta es una de esas bandas y el Pelagial una obra. Es aconsejable escuchar primero el disco original sin voces. El álbum contiene las dos versiones.

All Pigs Must Die – “Nothing Violates This Nature” – Southern Lord Recs

all pigs vinyl
¿Hardcore oscuro, black punk, old swedish death dbeat o nuevo género? ¿Eso es importante cuando el álbum es directo, incesante, simple, sucio, obscuro, lleno de rabia, rápido, cortante y semi-fangoso? Los estadounidenses van a lo que van y el escucha recibe este mensaje sin titubeo. No es raro que Southern Lord le apueste y juegue con este tipo de agrupaciones que tienen poco que ver con la predominancia en tendencias del mundo de la música extrema este año. Esa mezcla de géneros crea una infalible ecuación en un imperdible álbum. Lo justo en producción, pero lo máximo en creatividad; definitivamente el productor se atreve con una nueva tendencia.

Nails – “Abandon All Life” – Southern Lord Recs

nails

Sucio; chatarrero obscuro; cruel; sin voces ultra-brutales, pedales o agudísimas; básico; breve; incisivo, así es esta otra gran obra de la Southern Lord (y del mismo productor del anterior disco), sello que confirma ninguna tendencia determinada y mucha osadía. Ese primer riff lo describe todo, y aunque es un álbum sin tregua, se descansa más que con su trabajo anterior o con bandas como APMD. Este descanso se debe a las notables influencias metaleras en esta compleja grabación como lo son principalmente, Entombed y Morbid Angel, también hay punk, dbeat y grindcore que no son tan evidentes. Es memorable escuchar tanta crudeza en cero delicadeza en producción. Su duración es perfecta por lo directo.

Deafheaven – “Sunbather” – Deathwish Inc.

Sunbather
El black brillo por su ausencia este año, sin embargo hay dos discos raros, incomprendidos y visibles dentro del género y la comunidad metalera en general: el de Kvelertak y el de Deafheaven. Se entenderá el “Sunbather” no como black metal sino como black metal alternativo, introspectivo y hasta indie: es oscuro, reflexivo, a veces nostálgico y con elementos profundos propios del género. Es un álbum justo donde no existen los excesos, tiene buena producción y concepto; todo se escucha equitativo, tal vez, uno de los motivos de sus popularidad. Otra particularidad, ya no tan nueva en el género, son los temas largos donde pueden desplegarse exquisitamente lo suave y lo fuerte. Esa fue la bella fórmula del éxito de los que toman el sol.

Portal – “Vexovoid” – Profound Lore Recs

portal
No fue necesario escucharlos, sólo ver un reloj en la cabeza del vocalista; después de eso, saber que por fin sale un buen disco de avant (blackened) death metal en años. A pesar del gusto por la tecnicidad, ser técnico no es sinónimo de avant garde y esta banda lo ha logrado después de intentos fallidos en el death de la última década: death convertido en deathcore, djent, prog, hegemonía en lo técnico, excesiva producción y ejecución. Los australianos reaparecen con 35 minutos de intensa y extrema densidad, ruido, oscuridad, impenetrabilidad, creatividad, y sobre todo hermosa singularidad y complejidad. No hay necesidad de verlos para saber que su música realmente aterroriza, no hay necesidad de escucharlos para saber que tan extraño tocan.

Leprous – “Coal” – Insideout Music

Leprous
Son aún desconocidos, pero cuenta con expectativas de muchos en el mundo del metal, gracias a su juventud y a la calidad de su música que se deconstruye con cada disco. Este álbum no es tan aclamado y fuerte como el “Bilateral”; es blando, con muchos elementos bien logrados en lo compositivo, ejecución y sobre todo en imaginación y frescura: un vaivén. La voz sigue siendo elemento fundamental para el desarrollo de sus avezados temas. Tracks largos pero no ambientados o sludgeros como otros citados; hay un jugueteo por aquí y por allá, cambios extraordinarios en la sublime voz que hacen un disco perfecto y nada aburrido dentro de lo progresivo. Por otro lado, aún tiene muchos elementos del obscuro avant garde noruego (que se perciben inmediatamente en la voz y teclados). Infaltable en la repisa de avant garde metal.

Kongh – “Sole Creation” – Agonia Recs

solecreation
Declarado doom fangonso, densidad suprema, temas extensos, tiempo para armar y desarmar, lleno de matices e infinidad de registros vocales que se combinan con muy buenas composiciones y un interrogante de música progresiva doomera (que será otro tema). Es así como este buen álbum se defiende en el mundo de metal masivo que buscan un más allá, un nuevo camino en el sonido, en el género y como agrupación en sí. Lo que Mastodon abandonó discos atrás, estos suecos lo retoman magistralmente y a su manera en este sobresaliente disco.

Lost Society – “Fast Loud Death” – Nuclear Blast Recs

Lost society
El thrash no es precisamente la tendencia que más escuche, pero este álbum es grandioso, tiene esa furia adolescente, fuerza e insolencia lírica propia de los ochentas con un sonido del ahora. Finlandia no es necesariamente un país thrasher, y Lost Society no es un replica de muchas bandas que intentan hacer lo mismo. Definitivamente es el sonido del thrash (del ahora), revivido en música, estudio y actitud, y no recuerdos vagos de un pasado que no se conoció. Estos teenagers con este corto álbum debut dejan apenas un detalle de lo que posiblemente realizaran.

Carcass – “Surgical Steel” – Nuclear Blast Recs

carcass-surgical-steel
La angustia se acabó y no se podía esperar menos de esta agrupación. El disco está a la altura pero falta algo (hay mucha sobreproducción, menos grindcore). Tiene lo suficiente del clásico Carcass, con las disposiciones de las nuevas herramientas y sus nuevos integrantes, más lo melódico que caracteriza su brutalidad, y una tremenda voz. Indudablemente un buen disco; bien logrado en su composición, ejecución y sobre todo creatividad para juntar lo pasado con lo actual. Es nostalgia más que esperanza.

Mouth of the Architect – “Dawning” – Translation Loss Recs

mouthofthearchitect-dawning
Tan difícil como describir el mundo, es describir el posmetal; es eso pero no lo es al mismo tiempo, es metal pero no adscrito a algún género habitual. A lo largo del artículo se ha tratado de describir muchas bandas pero ha sido en vano, estos estadounidenses también están dentro de esta difícil categorización. El título literal de este disco es el amanecer, el comienzo de la banda con decisión y reinvención, siendo (al parecer) el mejor de su carrera. Pistas largas y fangosas, pero no aburridas donde preponderan grandes atmósferas generadas por el aura de la ejecución misma, de los cambios dislocados, de la mezcla magistral de voces limpias (pero no dulzonas) junto a voces lentas y sucias. Nada de brutalidad, si mucha densidad y contraste.

Kvelertak – “Meir” – Indie Recordings

kvelertak
Este disco es perfecto para que suene incesantemente en bares, ya que su propuesta con toques (punk)rockanrollescos, heavy rock y black metal sobreproducido de la segunda ola, es la fórmula para esta joven agrupación noruega. Hay un sonido cercano al que Satyricon ha querido apostarle en sus trabajos (menos blackeros), pero Kvelertak saca vivazmente tajada. Lo que destaca es que no se sabe a qué pertenecen, y es precisamente esa diversidad de sonidos lo que llama la atención de ellos junto a una notoria ejecución y trabajo de voces. Por otro lado su toque exagerado en la publicidad de “Meir” no los hace pasar desapercibidos dentro del mundo del metal, caso parecido al de Deafheaven. Es notable pero no definitivo.

Advertisements