Tags

, , , , ,

A propósito del vídeo encontrado en youtube, la historia comienza más o menos así: “hubo un mítico concierto de metal que se realizó en Bogotá a comienzos de los noventas”, esa era la única información que tenía acerca de él, pero:

¿En dónde fue?

¿Qué bandas tocaron?

¿Por qué tan mítico?

servita (1)

Resulta que cuando estaba en el colegio había escuchado acerca de un concierto de metal al norte de Bogotá, este había eclosionado la escena de metal capitalina; en ese momento no había argumento alguno para explicar la grandeza y relevancia de tal evento, no había datos, pareciera que el evento se hubiese perdido en la memoria. Pasó el colegio y mi amiga de música entró a la universidad, en segundo semestre empezó a ver una materia -o electiva- que se llamaba “Tribus urbanas” pero que específicamente trataba de metal, ¡oh sí… de metal! Empecé a asistir a las clases que contaba con grandes personajes del medio y con lleno total, allí fue la segunda vez que escuché del mítico concierto a través de una parte de otro vídeo que el profesor pasó, por cierto de muy mala calidad, con suerte se podía ver unos calvos en un pogo y se escuchaba poco. El profesor no habló específicamente de Servitá, ya que fue una clase densa y de esas de momentos históricos de pasadita, pero la curiosidad se despertó aún más.

 

Entre 1999 y 2002 me di a la tarea de realizar unas entrevistas a mujeres músicas metaleras, escuché por tercera vez que una de ellas hablaba de Servitá 1993, entre muchos otros datos que el profesor no mencionó; esta vez la información fue de primera mano -la chica que entrevisté aparece en el vídeo cabeceando y pogueando a la par de su contraparte-. Después la escena se sofisticó y no volví a escuchar a personas interesadas en la historia de Servitá o de lo que pasó antes en nuestro metal; todo esto y a pesar de la masificación de materias universitarias, investigaciones y de revistas especializas de temas como las “tribus urbanas”, música urbana, antropología, sociología y semiótica de la ciudad, entre otras. Los metaleros y metaleras ya no estaban interesados en eso, eso ya era un tema académico que se desvaneció en el sudor de los conciertos, otra experiencia más de la adolescencia o tal vez por el mejoramiento técnico de los músicos, del sonido en vivo y en estudio que el nuevo milenio le ha concedido al metal mundial. Así lo olvidé hasta hoy que encontré con esto:

 

Lamentablemente el vídeo no presenta a Bastard, está banda ha sido tan significativa en el metal capitalino pero olvidada cruelmente, afortunadamente se rotula como un VHS 1, esperando así que suban la segunda parte. Aparecen las bandas: Fátima, Surferrance, Mortfonia, Instinto Brutal, Sentencia y Masacre, además de estar dentro del público el conocido periodista musical radial Lucho Barrera y dos de los integrantes de Acutor.

 

A manera de labor escolar puedo responder las preguntas antes mencionadas (no obstante hay más contra preguntas):

 

¿En dónde fue? En Servitá, un centro deportivo en la localidad de Usaquén. Muy lejos de los centro metaleros de Suba, Tunjuelito y Kennedy.

¿Qué bandas tocaron? Las del cartel, más una banda llamada Fátima que no aparece en el cartel pero si en el vídeo.

¿Por qué tan mítico? (creo yo) Hasta el momento no se habían reunido tantos seguidores del metal, tampoco tantas bandas bogotanas (y Masacre de Medellín) en un sitio tan grande. Allí se empezó a ver la magnitud de seguidores de este género musical. El esfuerzo que implico en aquellos tiempos difíciles un concierto tan grande, donde no solo reunió a metaleros, también a otros en un objetivo más resonado en la actualidad que en esos tempranos noventas, la naturaleza. Sé que miro y remiro el concierto y se da para muchos “estudios”.

 

 

Advertisements